Alguien debe ponerles un ¡alto!

2 de noviembre de 2018 11:01 AM

12 0

Alguien debe ponerles un ¡alto!

Para los juristas, el proyecto de ley presentado por el parlamentario Jorge del Castillo, a nombre del Apra, en donde se establece que los partidos políticos o movimientos de alcance nacional y departamental no pueden ser considerados como una organización criminal, es una payasada, una ofensa a las leyes de un Estado.

Es decir, lo que pretenden los apristas, con el apoyo de la bancada fujimorista es prohibir la corrupción política a través de una ley, algo que no se aplica en ninguna parte del mundo. Con esta propuesta intentan blindar o acorazar a las organizaciones políticas para que estas no puedan ser sujetas de investigación o procesamiento judicial bajo la figura de organización criminal como ocurre hoy con Fuerza Popular, el Partido Nacionalista y hasta el Apra, puestos bajo la lupa de la Fiscalía y el Poder Judicial.

De aprobarse la propuesta aprista, significa que los integrantes de un partido político tendrían el refugio apropiado para armar una organización criminal, cobijarse allí y evadir la ley, porque los partidos estarían protegidos ante la justicia. Con ello no solo se alentará la impunidad sino también la corrupción.

Lea también: Servando García: “Hemos propuesto empujar el tema del gas hasta donde tengamos que ir”

Fuente: eltiempo.pe

A la página de categoría

Loading...