Aníbal Mosa se acerca a su máximo anhelo

26 de marzo de 2015 11:00 AM

4 0

la tercera / Aníbal Mosa ya se está preparando para asumir la presidencia de Blanco y Negro. Ocupar aquel cargo siempre ha sido el sueño del empresario puertomontino, hincha reconocido de Colo Colo. Y ahora está muy cerca de cumplir su gran anhelo, sobre todo luego de la renuncia de Arturo Salah, quien oficialmente dejará sus funciones a fin de mes.

Por lo menos, lo será por espacio de un mes aproximadamente. Esto, porque a partir del 1 de enero, quien asumirá la testera de la sociedad anónima será el propio dueño del Grupo Pasmar, ya que en su calidad de vicepresidente de la entidad le corresponde dicho cargo hasta que se realice la próxima junta de accionistas. Esta quedó fijada ayer para el viernes 24 de abril.

Luego de que Salah leyera un comunicado en el directorio de ayer, informando de las razones de su renuncia, el máximo accionista de la concesionaria se le acercó y le agradeció el trabajo realizado, más allá de las diferencias que tuvieron durante los dos años en que estuvo al mando el ex seleccionador nacional.

La salida del ex entrenador y también la del director deportivo Juan Gutiérrez son las primeras consecuencias del aumento de poder de Mosa. El empresario de origen sirio le compró a Hernán Levy un paquete accionario de 5,1% el pasado 6 de marzo, con lo que su participación alcanzó el 29% de los papeles. Aquello le permite, en teoría, tener tres directores y equiparar la fuerza de Leonidas Vial, quien hasta el momento poseía el mayor control en la compañía.

De esta forma, el camino para la presidencia parece estar pavimentado. Todo dependerá de si Mosa logra obtener los votos de los dos directores de la Corporación que están en ByN. De conseguirlo, sumaría en total cinco integrantes a su bloque, superando en uno a Vial.

Otro escenario que no está descartado es que dentro del mismo bloque de Vial opten por elegir a Mosa como el próximo presidente, con el afán de no quedar condicionados a las peticiones del Club Social y Deportivo.

Todo se dilucidará el 24 de abril en la junta de accionistas, donde existe alrededor de un 15% de papeles que están en manos de minoritarios.

Por lo pronto, Mosa sonríe. En un mes aumentó su participación en ByN, y dos hombres con los que tuvo diferencias (Salah y Gutiérrez) abandonan la presidencia y la dirección deportiva, sitiales estratégicos.

Además, goza de una exclusiva cercanía con el plantel y el cuerpo técnico, al que tiene cerca de renovar. Mosa fue el gran artífice de las llegadas de Esteban Paredes, Jaime Valdés y Humberto Suazo, lo que desembocó en una ascendencia privilegiada. También es el encargado de negociar los premios. “Aníbal ha estado con nosotros desde que está en Colo−Colo. Es un integrante más del plantel”, dijo sin tapujos Gonzalo Fierro, previo al Superclásico.

El sueño de Mosa poco a poco se hace realidad. Como sea, el próximo mes será clave tanto para él como para el futuro de Colo Colo, que vive días de cambios importantes, tanto en lo deportivo como lo institucional.

Fuente: entornointeligente.com

A la página de categoría

Loading...