César Villanueva en Congreso: los cinco lineamientos del primer ministro

20 de noviembre de 2013 06:22 PM

30 0

La exposición del primer ministro César Villanueva ante el Congreso de la República para solicitar su voto de confianza giró en cinco puntos seguridad ciudadana, lucha contra la corrupción, desarrollo territorial e inversión, inclusión social y posicionamiento internacional del país.

El primer punto, o línea maestra como él mismo la llamó, fue la seguridad ciudadana, en donde lo más destacable fue el anuncio de la eliminación de la modalidad del servicio policial 24x24 antes que culmine el mandato de este Gobierno.

Esta medida busca recuperar la exclusividad del servicio de los policías. En esa línea, adelantó que para el próximo año habrá un 20% más de agentes para seguridad, vigilancia y patrullaje.

“Cumpliremos la promesa de contar para el 2015 con 30,000 nuevos policías al servicio de las comunidades y familias. Estos efectivos se integrarán a labores de investigación criminal, patrullaje, prevención del delito y combate del crimen organizado”, precisó.

Tras señalar que para profundizar la reforma policial es indispensable combatir sin cuartel la corrupción, adelantó que mejorarán sustancialmente el sistema de control, vigilancia y sanción. Un anuncio importante sobre el tema fue que se comprometió a que los malos agentes serán separados de la institución policial.

“A los malos policías no los rotaremos de oficina ni los cambiaremos de lugar, sino que, en el marco de la ley, procederemos a separarlos de la institución”, argumentó.

En otro momento, garantizó el trabajo en prevención del delito y combate frontal al crimen en zonas de alta peligrosidad, fortaleciendo la integración de servicios de vigilancia privada con el serenazgo municipal y la Policía Nacional.

“Desde inicios del 2014, empezaremos pilotos en Lima-Callao, Chiclayo y Trujillo, que lamentablemente son zonas de alta peligrosidad”, afirmó.

El segundo punto abordado por el primer ministro fue la lucha contra la corrupción, en donde subrayó la creación del observatorio de riesgos de corrupción para identificar los procesos públicos vulnerables a la corrupción.

“El observatorio se potenciará con los avances en curso en materia de gobierno electrónico, gobierno abierto y modernización de la gestión del Estado”, dijo.

Explicó que este proyecto se desarrollará en alianza con el sector privado, a fin de monitorear los focos de corrupción en los que se requiere acciones concretas y se crearán mecanismos que faciliten la denuncia de actos de corrupción, con protección del denunciante.

En ese sentido, adelantó que en la primera semana de diciembre se lanzará la campaña "Yo denuncio la corrupción".

Manifestó que la sociedad civil necesita ver signos de eficacia y severidad en el trabajo de políticos anticorrupción, pero para ella se requiere que “todos debemos estar unidos y ser implacables".

Un lineamiento importante que tocó el primer ministro fue la descentralización. Villanueva indicó que impulsara la revisión de la distribución intra-departamental del canon y sus mecanismos de estabilización, a fin de una mejor distribución, mediante alianza con los gobiernos regionales.

“Necesitamos una descentralización que sea sentida por el Perú profundo. Tenemos que inyectarle gerencia política al desarrollo regional. No ver las regiones como compartimentos estancos, aisladas y desconectadas entre ellas”, precisó.

“Entendemos la descentralización como un desafío del país para potenciar sus capacidades regionales, para el desarrollo territorial, a fin de facilitar y acelerar la inversión e impulsar polos de desarrollo regional con crecimiento e inclusión”, añadió.

Señaló que si bien tenemos un Estado diseñado para la administración de la escasez y el ahorro, el gran reto de hoy es responder con más agilidad a la inversión y el crecimiento.

“A pocos días de haber tomado plenamente la conducción del Gabinete ministerial, soy muy firme en decir que los peruanos no dejaremos de avanzar por temores, normas que retrasan decisiones, desconfianza o ruidos políticos coyunturales”, apuntó.

En su intención de despapelizar el Estado, aseguró que se está implementado reformas importantes en el sector público.

Uno de los puntos que no dejó pasar el jefe del gabinete fue la inclusión social, caballo de batalla de este gobierno y el que ha sido utilizado, a través de algunos hechos con el programa Qali Warma, por la oposición.

En esa línea, mostró su compromiso por impulsar las reformas necesarias, asegurando un ambiente de estabilidad económica, política y social, y haciendo del diálogo el instrumento fundamental para construir y ampliar la confianza en el país.

“Apostamos por el diálogo porque es necesario reivindicar la política, buena política, aquella que se ejerce con ética, transparencia y respeto a las ideas del otro, pero también con gerencia y resultados concretos”, adelantó.

Para recuperar la confianza en el Estado, las instituciones y autoridades, señaló que es importante la acción política bien llevada, la cual también permitirá dejar a un lado los temores que impiden acelerar el desarrollo, construyendo acuerdos que se respeten.

En otro momento, expresó que perseguirá el entendimiento entre los peruanos para lograr la gobernabilidad democrática basada en una cultura de paz y reconocimiento de los derechos.

"Aseguraremos, además del diálogo, la transparencia, la rendición de cuentas y una política permanente de puertas abiertas como una marca y sello distintivo de nuestra gestión", enfatizó Villanueva Arévalo.

Dentro de su último lineamiento sobre política exterior, aseguró que el país cumplirá con la ejecución del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el litigio marítimo entre Perú y Chile.

En ese sentido, sea cual sea la sentencia final del tribunal internacional, señaló que este es un buen momento para reforzar el proceso de integración que se vive actualmente con el país sureño.

“Ese es nuestro deseo y nuestra orientación: profundizar las relaciones de colaboración y complementariedad que mantenemos y que esperamos reforzar”, dijo.

En su opinión, el fallo de La Haya pondrá fin de manera pacífica a la controversia jurídica, sostuvo que este proceso constituye un ejemplo emblemático de una política de Estado sobre la cual existe unidad nacional.

Villanueva Arévalo resaltó que se impulsará el proceso de reingeniería de la Comunidad Andina de Naciones, y el fortalecimiento de la Unión de Naciones Suramericanas y la Alianza del Pacífico, y la participación en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeño (Celac).

“En ese marco hemos logrado grandes avances en materia de intercambio económico y comercial, que esperamos extender a otras áreas, como por ejemplo el área de intercambio educativo”, expresó.

Fuente: larepublica.pe

A la página de categoría

Loading...