Confirma Obama muerte de estadunidense retenida por el Estado Islámico

11 de febrero de 2015 06:30 AM

3 0

La muerte de la estadunidense fue confirmada por la familia de la joven y luego por el presidente Barack Obama.

Sin detallar las circunstancias de la muerte de Mueller, la Casa Blanca rechazó las afirmaciones del grupo yihadista según las cuales la joven habría muerto durante un ataque aéreo de la coalición internacional.

"Según nuestras informaciones, no hay pruebas de la presencia de civiles en la zona demarcada antes del ataque aéreo de la coalición", realizado el 6 de febrero por Jordania, declaró el portavoz del Ejecutivo estadunidense, Josh Earnest.

A través de un comunicado Obama expresó "no importa cuánto tiempo tome, Estados Unidos encontrará y llevará ante la justicia a los terroristas responsables de la captura y muerte de Kayla".

Mueller, de 26 años y nacida en Arizona, había sido secuestrada en agosto de 2013 en Alepo, una ciudad devastada por la guerra en el norte de Siria.

Por otra parte, la filial egipcia del ISIS reivindicó en un video la decapitación de ocho hombres a quienes acusaba de colaborar con los ejércitos egipcio e israelí.

En imágenes difundidas en Twitter, el grupo muestra la ejecución de ocho hombres, a los que decapitan con un cuchillo, en un lugar impreciso del Sinaí. Antes de morir, los condenados "confiesan" haber trabajado para ambos ejércitos.

El grupo extremista adoptó el nombre de Provincia del Sinaí en noviembre, cuando decidió unirse al ISIS, para subrayar la pertenencia de esta península al autoproclamado "califato islámico" del grupo ultrarradical sunita, que ya controla grandes zonas de Siria e Irak.

Siria reconoció que se realizan ataques aéreos contra el ISIS en su territorio, pero criticó repetidamente que no sean coordinados con sus fuerzas militares.

En una entrevista con la cadena británica BBC publicada ayer, el presidente sirio Bashar al−Assad, confirmó que no hay cooperación con la coalición, a cuyos miembros acusó de "terrorismo", en alusión al apoyo que dan a rebeldes que combaten su régimen.

"A veces transmiten un mensaje, un mensaje general. No hay diálogo. Hay, digamos, información, pero no diálogo", dijo Al−Assad, agregando que los ataques de EU potencialmente ayudan a su gobierno, pero están lejos de ser suficientes.

Al−Assad también negó las acusaciones de que sus fuerzas usaron armas químicas en agosto de 2013 en ataques en las afueras de Damasco, que dejaron mil 400 muertos, según Washington.

Fuente: entornointeligente.com

A la página de categoría

Loading...