Noticias de hoy en Los Angeles

21 de noviembre de 2013 05:43 PM

34 0

Un día antes de la ceremonia central del Latin Grammy, el Mandalay Bay de Las Vegas cedió uno de sus salones más amplios para la realización de su ya habitual tributo a la Persona del Año, que en este caso fue dedicado al español Miguel Bosé, y que tuvo sobre el escenario a una generosa cantidad de invitados de alto relieve.

Como lo habían comentado los mismos artistas durante su paso previo por la alfombra roja, el show se inició con una presentación conjunta de Gian Marco (Perú), Alex Cuba (Canadá) y Santiago Cruz (Colombia), tres artistas latinos de distinta procedencia que se unieron para hacer una interpretación de “Linda” -un éxito temprano del homenajeado- que fue casi a capella, a excepción del empleo de un ukulele por parte del primero.

Todos los demás actos tuvieron como fondo el brillante desempeño de una gran banda que incluyó una sección de cuerdas y que, en primer término, secundó eficazmente al astro Ricky Martin en una excitante rendición de “Bambú” que, curiosamente, sonó como si se tratara de un fruto de su propia cosecha.

Le tocó entonces turno a la italiana Laura Pausini para una cálida reinvención de “Te amaré”, con lo que se probaba que la lista de temas iba ascendiendo en el tiempo. Ya para entonces, Bosé, que estaba sentado muy cerca del escenario con su madre Lucía y el cotizado director mexicano de cine Alejandro González Iñárritu, había decidido ponerse de pie cada vez que terminaba una de las canciones, para felicitar al intérprete y abrazarlo.

En términos generales, los artistas recurrieron a versiones ingeniosas y logradas, aunque no todo nos pareció ideal, como fue el caso de la adaptación de “Amante bandido” que vino inmediatamente después, y que Julieta Venegas y Juan Campodónico transformaron en una aventura electrónica que no cuajaba del todo.

Pero la buena fortuna regresó cuando Alejandro Sanz asumió como suya “Si tú no vuelves”, con un respeto saludable a la original pero la suficiente personalidad propia; y el asunto mejoró todavía más cuando Ximena Sari ñana y Draco (que luce todavía muy delgado, pero no ha perdido la potencia de su voz) se entregaron con entusiasmo a una vibrante toma alternativa de “Júrame”.

Ya en los predios del pop, Pablo Alborán se unió al dúo mexicano Jesse & Joy para hacer un popurrí agradable pero convencional de varias piezas que incluyó a “El hijo del Capitán Trueno” en plan de reggae y a “Miénteme” en tonada bailable.

Después, un Juanes elegantemente vestido se salió de su elemento habitual para cantar una versión de “Nada personal” que, en consonancia con su título, no brindó nada especialmente distintivo del colombiano, quien dejó incluso de lado su habitual interpretación de la guitarra eléctrica.

El entusiasmo volvió con el regreso de lo alternativo gracias a la intervención compartida de Natalia Lafourcade y el dúo de Illya Kuryaki & The Valderramas, que modificó generosa pero saludablemente el corte “Morena mía” para permitir que el fraseo amable y encantador de la primera se combinara con los implacables rapeos improvisados de los segundos.

Fuente: hoylosangeles.com

A la página de categoría

Loading...