o de cuando el superhéroe se te sube a la cabeza

11 de febrero de 2015 06:30 AM

5 0

o de cuando el superhéroe se te sube a la cabeza

Opinion y Noticias / View Comments"La popularidad es la prima puta del prestigio?, le dice Mike (Edward Norton) a Riggan (Keaton) en uno de los ataques de egocentrismo−depresión del alucinado protagonista de ese oscuro dramedy que es "Birdman".

Eso (y más, por supuesto) es "Birdman", la inquietante obra maestra del mexicano Alejandro González Iñárritu y, como no decirlo, mi película favorita en los venideros Premios de la Academia. Probablemente se lleve la estatuilla dorada alguno de los biopics en competencia, "The theory of Everything" (sobre Stephen Hawking, un dramón que seguro Hallmark Channel estrenará en unos meses) o "The imitation game" (sobre Alan Turing ), pero algunos, sentados a la barra de una café, en los años futuros, repetiremos: "Birdman" fue la mejor, un Big Bang en la cinematografía del mexicano.

Gónzalez Iñárritu no sólo consigna una historia bifurcada sobre un actor−atado−a−un−personaje (pensemos en Adam West obligado a ser Batman en un Hollywood sin papeles para él); su esquizofrenia parlante (que la sonrisa de Sam pone en entredicho), que lo acosa y lo insta a volver a su rol de superhéroe hollywoodense; su necesidad de querer ser aceptado−amado por los otros y su aferramiento a Raymon Carver como la garantía del triunfo en Broadway con su adaptación (que escribe, dirige y protagoniza) de De qué hablamos cuando hablamos de amor"

"Birdman"es también una carretera sinuosa sobre las relaciones familiares, ese complejo de Electra que marca a Sam, la hija de Birdman−Riggan, magistralmente encarnada por Emma Stone? Y todos bajo una zozobra constante por los saboteos de Mike, el actor mimado de las tablas neoyorquinas, sin obviar la presencia de "La Crítico"(Tabitha Dickinson), que amenaza con destruir la obra teatral antes de su estreno.

"Birdman" es también sobre la fama, la urgencia de la popularidad efímera (que Sam llama "poder") que brinda Twitter y el ecosistema de redes sociales.

"Birdman" es también un homenaje fabuloso al bullicioso mundo que mantiene en circulación las tablas del teatro. Vivimos el St James Theatre , recorremos sus pasillos, camerinos, vemos a sus trabajadores (sindicalizados) en sus modorras o afanes? Y, finalmente, "Birdman" es música, es percusión (por Antonio Sánchez), es la melodía como guía de la vida de Riggan.

Un detalle: la película se filmó en 30 días y el director insistió en transmitir que todo se hace en una sola toma, responsabilidad que ejecutó con maestría Emmanuel Lubezki ("Gravity")? Ese, quizá, es el eje del vértigo en la secuencia inicial, que no te permite ni pestañear hasta que una pesada lámpara acaba con el parlamento (y la cabeza) del malísimo actor que ensayaba en las tablas.

Michael Keaton es implacable en este papel: asusta, entretiene, conmueve, perturba? Mientras que el director me permitió valorar, a plenitud, a Naomi Watts como actriz, quien brilla como Lesley, y quizá los directores que a futuro la dirijan deberían aprender a sacarle este mismo brillo que disfruté hoy.

Fuente: entornointeligente.com

A la página de categoría

Loading...