El Proceso Steinheil (I)

11 de febrero de 2015 06:30 AM

5 0

ABC de España 2 / El 31 de Mayo de 1908amanecieron asesinados en su casa del callejón Roussin, núm. 6 bis, el pintor Adolphe Steinheil y su madre política, la señora viuda de Japy . Marguerite Steinheil, la esposa del pintor, yacía en su lecho, fuertemente atada . Cuando el criado de la familia, Remy Couillard, entró en la habitación de Mme Steinheil y se dio cuenta de la tragedia, corrió a pedir socorro, y en pocos minutos la casa se vio invadida de policías y vecinos.

La investigación de lo sucedido y el juicio se convirtió en el Proceso Steinheil, en el que la prensa parisina de hace un siglo, con Le Journal y Le Matin compitiendo entre sí, jugó un papel fundamental. La historia tiene su miga y ocupó durante meses miles de páginas en periódicos de medio mundo, pero nosotros lo resumiremos en dos días, por no aburrir a nuestros lectores.

Comencemos por la viuda Steinheil. La bella Meg , que así se hacía llamar, se comprometió con apenas 15 años con el teniente Scheffer, pero no llegó a casarse. A la muerte de su padre marchó a París con su hermana mayor. En la capital conoció Meg a un pintor sin mucha suerte, veinte años mayor que ella, Adophe Steinheil. Aunque quedó embarazada pronto, la relación fue un fracaso, pero se mantuvo por cubrir las apariencias y por la niña que acaban de tener. Meg comenzó a recibir a clientes que, interesados en los cuadros de su esposo, pasaban por su casa, pagaban…y marchaban contentos pero sin un solo cuadro. El pintor Bonnard, el ingeniero Fernando de Lesseps, el compositor Massenet o el gran Zola pasaron por su salón . Entonces aparece el presidente de la República francesa, Felix Faure, que interesado en ofrecer un contrato oficial a su esposo, comienza a acudir a la casa del matrimonio Steinheil, aunque con quien trata es con Meg , la bella esposa del artista.

Tanto intiman el presidente y la mujer del pintor, que Meg comienza a acudir al Palacio del Elíseo, donde es recibida en el salón azul por el político. En uno de esos encuentros, f alleció Faure, parece que con la mano apretando fuertemente el cabello de la bella Mme Steinheil, completamente desnuda . La pobre Meg chillaba aterrada. Hubo de cortarle el mechón de pelo que sostenía Faure. La vistieron y pidieron que acudiera a lugares concurridos de París, para que pudiera tener una coartada cuando se anunciara la muerte del presidente. Es una de las infinitas versiones que circularon sobre la extraña y repentina muerte del presidente de la Republica francesa, de 59 años de edad, y la que mejor queda en nuestro pequeño folletín que comienza hoy.

Los faquires indios que ilustran nuestro relato de hoy, fotografiados por Theodoresco −¡quién si no!− jugaron un importante papel durante la investigación de crimen. ¿Quién fue acusado del asesinato del pintos Steinheil y su suegra, la viuda de Japy?¿Qué importante revelación aportaron los faquires llegados desde la India para poner luz en el caso?¿Qué pasó con el juez instructor?¿Cuál fue el veredicto del jurado popular? Contestaremos a todas estas preguntas y mostraremos a la bella Meg Steinheil mañana, en la continuación de nuestro relato de hoy .

Fuente: entornointeligente.com

A la página de categoría

Loading...