Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Obstáculos ante las nuevas denuncias por violencia de género en Perú

13 de agosto de 2017 08:58 AM
13 0

Solsiret Rodríguez Aybar (24), madre de dos niños, está desaparecida desde el 23 de agosto de 2016 pero, hasta hoy, las autoridades solo sugieren que ella escapó de casa.

Recién el pasado 21 de julio, la Fiscalía del Callao derivó el caso de Solsiret a la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) de Lima para una nueva investigación preliminar por presunto feminicidio. Para Carlos y su esposa Rosario Aybar, el principal sospechoso de la desaparición es el conviviente de Sol, Brian Villanueva Castillo, quien fue el último en verla y el primero en informar sobre su supuesta huida. Sin embargo, hasta el momento no existe nada concluyente tras las pocas indagaciones.

En el informe policial que existe sobre el caso de Solsiret se adjuntó una fotografía de la estudiante en ropa de baño y otra de una amiga suya en un mercado del Callao. Ambas imágenes habían sido compartidas por las jóvenes en Facebook años atrás. “Con esto, nos insinuaron que mi hija se estaría paseando por el norte con una amiga. Se han valido de prejuicios sobre fotos antiguas. ¡Esa es su gran investigación! Por cosas como estas es que muchas mujeres se abstienen de hacer denuncias. Para qué hacerlo si nadie trabaja como debe”, lamentó Rosario Aybar.

La abogada penalista y asociada al Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Demus), Cynthia Silva, señaló que la Ley Nº 30364, para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar, obliga a las autoridades a proteger siempre a la víctima. "Muchas veces, en casos de violencia de género y, especialmente, de desapariciones de mujeres, estamos ante potenciales víctimas de feminicidio. Las autoridades tienen la obligación de protegerlas frente al riesgo concreto que padezcan en los casos que se presenten”.

. El evento, que se repitió este sábado, es parte de un movimiento social originado en Argentina y que ahora congrega a miles de personas en Latinoamérica para exigir justicia por las víctimas de violencia de género. En Perú, la marcha fue convocada por primera vez luego de que el Poder Judicial liberó a Adriano Pozo y a Ronny García, agresores de Arlette Contreras y Lady Guillén, respectivamente.

Lea también: Facebook: indignación por la salvaje golpiza que mujer le dio a un hombre

Fuente: rpp.pe

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0