Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Sánchez admite limitaciones en el censo y Matuk cree que trabajo en Lima se perdió

25 de octubre de 2017 09:34 AM
63 0

—Mi cargo está a disposición de las autoridades del Gobierno siempre, pero no voy a ser irresponsable de agarrar mis cosas y salirme. Acá hay que culminar un trabajo.

Solo dos minutos después de dicha declaración, en plena conferencia de prensa que dio en la mañana, al jefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) le informaron que el Poder Ejecutivo había aceptado la renuncia que presentó más temprano.

La responsable de confirmar la noticia fue Mercedes Aráoz, presidenta del Consejo de Ministros, a través de un breve tuit. Un mensaje de 139 caracteres acabó con los 36 años de carrera de Aníbal Sánchez en el INEI.

Aunque se mostraba nervioso, como buscando defenderse por todas las críticas que recibió a raíz del censo que dirigió el último domingo, Sánchez decidió no interrumpir su presentación.

"No he recibido ninguna comunicación, pero como cualquier funcionario del Estado estoy abierto a las decisiones del Gobierno", dijo para después continuar con sus explicaciones.

A diferencia de la mayoría de comentarios y opiniones expertas, Sánchez consideró que el censo "ha sido contundente en todo el país". Sin embargo, reconoció que el proceso tuvo "limitaciones logísticas evidentes" que atribuyó a varias circunstancias.

En principio, señaló que el “dimensionamiento censal” ha variado de forma dramática en los últimos diez años. Como prueba, explicó que la cantidad de edificios multifamiliares, que en 2007 eran solo 378 mil en zonas urbanas, se multiplicó hasta superar el millón este año.

También aseguró que en los últimos doce meses aumentó la cantidad de viviendas utilizadas para alquiler y que algunas de ellas no fueron detectadas porque la actualización cartográfica de las ciudades se cerró el año pasado.

Para Farid Matuk, en cambio, el censo no fue contundente ni técnico y estuvo plagado de errores. El ex jefe del INEI aseguró anoche a este diario que el censo en Lima "está perdido" y deberá realizarse uno nuevo en la capital.

Según el especialista, el número de personas que no fueron censadas en la ciudad capital superaría el 5%, lo que convierte al censo del último domingo en una jornada "perdida".

Explicó que serían más de 500 mil las personas que no fueron encuestadas debido a que no aparecían en los padrones del INEI. "El problema partió de la mala información que se aplicó. (Solo) se pidió a los municipios los planos catastrales y no se hizo un precenso".

Preguntado sobre qué solución cabe en una situación como esta, Matuk insistió en que se debe buscar la forma de salvar el censo en provincias, pero en el caso de Lima solo queda realizar otro en mejores condiciones.

En cuanto a la falta de empadronadores, Aníbal Sánchez dijo que el 2% de los inscritos (unas nueve mil personas) no acudió a censar el domingo. Y al considerar que cada una de ellas tenía la responsabilidad de registrar 13 casas, se infiere que al menos 117 mil viviendas no fueron atendidas.

Pese a ello, Sánchez insistió en que la omisión censal calculada es de entre 2% y 3%, es decir, menos de 480 mil personas.

En otro momento, el saliente jefe del INEI descartó que el presupuesto haya sido insuficiente, pues dijo que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) asignó los recursos solicitados: alrededor de 173 millones de soles. Detalló que el 75% de ese dinero se destinó a la impresión de material censal, recojo de información y procesamiento de datos.

Indicó que solo el 1% de la partida se invirtió en la difusión de la actividad, cifra que utilizó para justificar los cuestionados convenios con 82 universidades, entre ellas, la César Vallejo (UCV).

Al respecto, reiteró que las bases de datos se compartirán de forma “innominada”, es decir, sin revelar identidades ni otros datos personales. “Hemos firmado convenios con universidades, no con personas”, declaró.

En el Congreso, la mayoría de opiniones se mostraron a favor de la salida de Sánchez, a quien ya habían citado a la Comisión de Fiscalización.

Gloria Montenegro, parlamentaria de Alianza Para el Progreso (APP), consideró que "sería ideal" que se anule el convenio suscrito entre la UCV y el INEI porque así se "evitarían problemas".

El vocero oficialista, Juan Sheput, dijo que Sánchez aún deberá responder ante los grupos de trabajo parlamentario.

Antes, el portavoz de la bancada de Acción Popular, Víctor Andrés García Belaunde, calculó que al menos el 10% de la población no había sido censada.

A pesar del testimonio de la propia víctima, Sánchez insistió en que ningún funcionario de la institución intentó sobornarla para silenciar la denuncia.

"Ella, en el momento oportuno, deberá señalar quién ha hecho el ofrecimiento. Vamos a insistir en que las investigaciones se hagan. Si alguien, a nombre del INEI, ha hecho ese ofrecimiento, lo vamos a denunciar", añadió.

Acepto la renuncia del jefe interino del INEI. Hemos iniciado el concurso público para designar al nuevo jefe de institución.

Nos comprometemos a que los resultados del #Censo2017 tengan datos confiables y de calidad, como esperan los peruanos.

Solo en Lima y Callao se han identificado 157 puntos de viviendas o conglomerados habitacionales que no han sido empadronados. Los distritos con mayor déficit son Cercado de Lima (26), Santiago de Surco (17), Chorrillos (11), Miraflores (10) y San Borja (9).

También se informó que se contactará con especialistas internacionales en auditorías técnicas de censos para evaluar el proceso peruano. Hasta donde se sabe, ya se habían iniciado las conversaciones con el fondo de cooperación de las Naciones Unidas para la auditoría correspondiente.

Fuente: larepublica.pe

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0